domingo, 9 de diciembre de 2007

Clasificación de los plásticos (II)

Los materiales termoestables
  • Son más resistentes al calor que los termoplásticos y cuando se calientan no se funden, sino que los enlaces que mantienen unidas las moléculas que forman el material se destruyen y este se degrada. Esto quiere decir que no pueden reciclarse mediante calor, puesto que no pueden refundirse para darle una nueva forma, aunque existen procedimientos de reciclado químico.
  • Presentan una estructura interna mucho más compacta que los termoplásticos, debido a la existencia de un mayor número de enlaces entre las moléculas que los componen. Son materiales resistentes a la acción de esfuerzos mecánicos, pero resultan más frágiles que los termoplásticos.
  • El hecho de que no puedan fundirse representa una dificultad a la hora de trabajar con este tipo de plásticos.
  • Son más defíciles de fabricar y también más complejos los procedimientos para darles forma.

Los plásticos termoestables más utilizados son:

  • La baquelita: Son duras, resistentes al calor y a los productos químicos y buenos aislantes. Se utilizan para la industria eléctrica y electrónica, para los laminados, recubrimientos, menaje de cocina, adhesivos...
  • La melamina: Es resistente a la corrosión y a los agentes químicos y poco inflamable. Se utiliza para laminados y recubrimientos de muebles (formica), industria eléctrica, adhesivos y barnices.
  • Resinas epoxi: Son tenaces con elevada resistencia al impacto. Se utilizan para encapsulados de componentes electrónicos, matrices de materiales compuestos, adhesivos, pinturas y barnices.